11 diciembre 2009 0 comentarios

Garbanzos con repollo y costillas


¡Será por posibilidades!, otra gozada de plato realizada con garbanzos como actor principal. Para esta ocasión hemos cambiado un poco la base del caldo haciendo uso de unas costillas de cerdo saladas cuyo sabor combina perfectamente con el repollo.

Lo primero es lo primero. Día anterior, garbanzos en agua toda la noche. Ponemos un puchero con agua y calentamos. Incorporamos un hueso de jamón, un trozo de gallina y las costillas saladas (lavadas en abundante agua fria). Cuando empiece a cocer, añadimos los garbanzos. Espumamos bien y dejamos cocer como una hora y media.
Mientras, si lo preferís -si no, lo añadis directamente-, cocemos el repollo y cuando aún este un poco duro, escurrimos y volcamos al puchero. Dejamos cocer hasta comprobar que los garbanzos se han "enternecido". Catamos de sal y ya podemos servir. Unos fideos gruesos o arroz tampoco le viene mal.

Ingredientes:

350 gr de garbanzos
1 hueso de jamón
1/4 de gallina
400 gr de costillas de cerdo saladas en trozos.
1/2 repollo o col o ....
0 comentarios

Ensalada de garbanzos con mojo


Una nueva forma de aprovechar sobras del cocido. Unos garbanzos unas pencas de acelga y un fresco mojo dan como resultado una sencilla ensalada con ciertos aires exóticos.

Y si no sobró nada, podéis prepararla igualmente poniendo a cocer unos garbanzos (puestos en remojo) con un trozo de jamón o hueso y un tomate bien rojo. Cocéis a parte unas pencas de acelgas y lo juntáis todo hacia el final. Retirar el tomate y coláis (podéis aprovechar el caldo de cocción) y dejáis enfriar.

Ahora ya nos ponemos con el mojo: extraemos la pulpa del tomate y aplastamos con un tenedor hasta conseguir una especie de puré. En un mortero ponemos un diente de ajo y unos pocos cominos enteros (la cantidad de estos últimos dependerá de vuestro gusto). Machacamos todo bien e incorporamos el puré del tomate, removemos y añadimos un poco del caldo de cocción, removemos de nuevo y listo para extender por encima de los garbanzos.

Ingredientes (2 personas):

  • 200 g de garbanzos cocidos (he probado con los envasados y realmente no me gusta).
  • Pencas de acelga
  • 1 hueso o trozo de jamón
  • 1 tomate maduro
  • 1 diente de ajo
  • Cominos
0 comentarios

Cocido burgalés con arroz.


¡Vamos a ver!, que no quiero tener ningún conflicto con la Diputación Provincial (Nota para quién nos visita del extranjero: los españoles tampoco sabemos que es una Diputación). Lo he denominado de esta manera por que para la elaboración y como diferenciador de sabor he incluido morcilla de Búrgos. Bien, aclarado este tema nos ponemos a explicar la elaboración de este plato que aúnque me este mal el decirlo esta bastante bueno.

Logicamente empezamos el día anterior poniendo en remojo los garbanzos. Al día siguiente y en una olla con agua caliente introducimos los garbanzos escurridos, el puerro, el tocino ibérico salado, el nabo y el jamón troceados. Dejamos cocer tranquilamente durante 1,5 horas. Incorporamos la zanahoria, el chorizo y seguimos cociendo media hora más.

Comprobamos que los garbanzos están tiernos (en caso contrario cocemos un poco más) e incorporamos al cocido un poco de perejíl, las patatas troceadas y la calabaza junto con un puñado (pequeño) de arroz por persona, diez minutos. Pinchamos la morcilla burgalesa (ver recomendación) y con cuidadín las ponemos encima del guiso. Esperamos a que el arroz este listo probamos de sal, ponemos pimienta al gusto y servimos.


Ingredientes (4 personas):
  • 350 g de garbanzos
  • 200 g de jamón serrano
  • 1 morcilla de burgos
  • 4 rodajas gruesas de chorizo de Ávila (u otro, no nos pongamos "tiquismiquis")
  • 150 g de tocino salado
  • 2 nabos blancos
  • 1 zanahoria
  • 150 g de calabaza
  • 2 patatas medianas
  • un puñado de arroz
  • perejil
  • sal y pimienta





09 diciembre 2009 0 comentarios

Garbanzos con papas y chorizo


¡Vamos que hoy toca renovación de blog!, aprovecho que tengo el día un poco más libre y me pongo a aumentar el número de recetas de garbanzos. En este caso transcribo una buena receta para este invierno tan sencilla de preparar como de conseguir los ingredientes: un buen potaje de garbanzos con chorizo.

Ponemos en remojo los garbanzos la víspera. En un puchero se pone a calentar agua y cuando este caliente añadimos los garbanzos escurridos. Cocemos a fuego suave durante unas 2 horas ( o unos 15 minutos en la olla a presión, pero a mi no me va este método ).

Mientras calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén. Freímos el chorizo y el tocino cortados en trocitos, retiramos del fuego y apartamos.

En la misma grasa freímos lentamente la cebolla pelada y cortada finamente. Una vez dorada añadir los tomates pelados y triturados.

Vertemos todo el sofrito en los garbanzos que siguen cociendojunto con el chorizo y tocino y las patatas en trozos. Añadir la sal que falte y la pimienta. Removemos todo y dejamos cocer a fuego suave unos 15 minutos más.

Ingredientes (4 personas):


  • 200 g de chorizo
  • 200 g de tocino veteado
  • 400 g de garbanzos
  • 2 patatas
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • aceite, sal, pimienta.
0 comentarios

Garbanzos con acelgas


Otra receta que desde Cuba nos hace llegar Juan Carlos Quevedo (ver garbanzos con bacalao).

Dejar en remojo los garbanzos desde la noche anterior. Cocinarlos en agua durante 15 minutos, y luego agregar las hojas de acelga, previamente lavadas, cocinar unos minutos más.


Dorar en una sartén, con un poquito de aceite, los dientes de ajo, agregando el pimiento y los tomates, pelados y cortaditos. Añadir el perejil, la albahaca y condimentar con sal y pimienta. Cocinar revolviendo unos minutos, y luego agregar los garbanzos y la acelga, con 1/2 taza del caldo. Revolver todo, cocinar hasta que estén blandos.

Como veréis sencilla, aunque yo aportaría algún ingrediente más como patata, zanahoria y huevo cocido, pero es una cuestión que cada uno deberá plantearse, al fin del cabo la cocina y los fogones son los lugares con más libertad del mundo.



Ingredientes (2 personas):

  • 2 tazas de garbanzos
  • 2 paquetes de acelga
  • 1 pimiento rojo
  • 4 dientes de ajo machacados
  • 1/2 kilo de tomates maduros
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de albahaca picada
  • Sal y pimienta: a gusto








0 comentarios

Garbanzos con bacalao

Nuestro amigo Juan Carlos Quevedo desde Cuba nos hace llegar esta maravillosa receta que sin duda se encuentra totalmente entroncada con la cocina ibérica, de hecho esta extraida de un antiguo libro de cocina editado en 1956 en La Habana y como supondréis se basaba en la cultura culinaria que desde España se exportó.
Pero antes de nada y como muestra de agradecimiento a Juank quería daros a conocer algo más de él a nivel profesional y quien sabe, tal vez necesitéis de su buen hacer en el futuro.
(extraido del email que me hizo llegar): "...Tengo interés en hacer algunos trabajos extras y quizas puedas ayudarme, soy graduado de ingeniería informática, con conocimientos en PHP, y Bases de Datos, ademas de programación de escritorio en C++, de las Bases de Datos las que más domino en orden de profundidad son: Firebird, MySQL, SQLServer, PostgreSQL."
Su contacto: juankql@gmail.com. Suerte amigo.

Y ya vamos con la receta, transcrita tal cual se recibe:
Esta es la receta de “Garbanzos con Bacalao” tal y como aparece en el libro “Cocina al minuto” por Nitza Villapol y Martha Martínez editado en 1956 en La Habana, Cuba. Tratamos de mantener el formato original. Presentamos el texto lo más fiel posible a como aparece en el libro, efectuando menores actualizaciones en la acentuación y ortografía. Hemos suprimido las referencias a las firmas (de los ingredientes y anuncios) que sabemos aun se encuentran en el mercado (internacional). Si se nos ha escapado alguna y tal firma desea que retiremos su referencia de esta mención, con mucho gusto lo haremos si nos lo informan.

Remoje los garbanzos con el bacalao durante un par de horas. Bote el agua del remojo. Separe el bacalao de los garbanzos. Cubra los garbanzos con aproximadamente 4 tazas de agua y póngalos al fuego hasta que se ablanden. Esto será aproximadamente 1 hora. Puede ablandarlos en olla de presión siguiendo las instrucciones del fabricante de la olla. Cuando ya los garbanzos estén blandos, caliente el aceite y añádale la cebolla y los ajos molidos. Déjelos sofreír unos minutos, añádales el ají molido y déjelos unos minutos más. Agregue a este sofrito el puré de tomate, los pimientos morrones molidos con el agua que traen, el perejil también molido, laurel, pimentón y vino seco. Vierta todo esto en una cacerola grande con el bacalao, los garbanzos ya blandos y aproximadamente una taza del agua que queda de la cocción de los garbanzos. Cocínelo todo a fuego lento bien tapado durante aproximadamente 1/2 hora. Sírvalo con pan frito y más pimientos morrones. Da aproximadamente 8 raciones.



Ingredientes:


  • 1 lb. de garbanzos
  • 1 lata puré de tomate
  • 1 lb. de bacalao sin espinas
  • 1 lata de pimientos morrones
  • 1/2 taza de aceite
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cebolla grande
  • 1 cdta. de pimentón
  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 taza de vino seco
  • 1 ají grande
  • 1/2 cdta. de sal (aprox.).
  • 1/3 taza de perejil



14 octubre 2009 0 comentarios

Potaje de carne y verduras


El último "invento" salido de mis fogones y que os puedo asegurar que esta muy bueno. Empezamos por preparar un sofrito para el que utilizaremos la misma cazuela donde finalizaremos el guiso. Un chorro de aceite de oliva y doramos la carne cortada en cubos. Picamos finamente un diente de ajo y un tomate que pelaremos previamente. Cuando la carne este dorada añadimos el ajo y a continuación el tomate. Un poco de sal y dejamos que el sofrito se haga.

Incorporamos agua y llevamos a ebullición. Agregamos los garbanzos, el chorizo y el tocino cortados en rodajas y trozos respectivamente y dejamos cocer apróximadamente 1 hora. Mientras lavamos y troceamos las verduras. Yo suelo dar un hervor largo y a parte a las acelgas y las judias para evitar que aporten sabores "extraños".

Añadimos el azafrán, las acelgas, las judias y la zanahoria cortada en rodajas al puchero y cocemos otra media hora más.

Para terminar, pelamos las patatas, troceamos y las añadimos al potaje así como el arroz. Esperamos a que este listo y servimos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de garbanzos, puestos en remosjo desde la noche anterior.
  • 200 g de carne de ternera (pecho por ejemplo)
  • 1 chorizo
  • 100 g de tocino salado ibérico (eliminar toda la sal que podáis antes de añadirlo)
  • 4 ramas de acelgas
  • 100 g de judías verdes
  • 1 zanahoria grande
  • 2 patatas medianas
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate maduro
  • Azafrán
  • Sal
  • Aceite y un puñado de arroz por persona




0 comentarios

Sopa de garbanzos y berenjena


Vamos con otra receta supersencilla y muy recomendada para los días frios. Además no llevará mucho tiempo su preparación ya que en este caso he utilizado garbanzos precocidos.

Empezamos poniendo agua en una olla y calentamos. Añadimos el pollo, el trozo de jamón y la berenjena pelada y cortada en trozos. Mientras vamos lavando los garbanzos y después de escurridos los añadimos a la cazuela junto con las pastillas de caldo concentrado de ave y dejamos cocer hasta que la berenjena quede tierna.
Comprobamos de sal y si esta correctos incorporamos los fideos dejándo hervir hasta que estén al dente (dependerá del grosor de la pasta), en este caso he utilizado fideos finos. Y ya solo queda servir y disfrutar de una exquisita sopa.


Ingredientes para 2 personas:



  • 200 g de garbanzos cocidos.

  • 2 contramuslos de pollo

  • 1 berenjena grande

  • 150 g de jamón serrano

  • 2 pastillas de caldo de ave concentrado

  • 2 puñados de fideos

  • Sal (por si acaso)





08 septiembre 2009 0 comentarios

Olla de garbanzos con rabo de ternera


Otro experimento finalizado con éxito, mezclar garbanzos con una parte de la ternera que aporta un sabor y textura muy característicos: el rabo.
La idea en principio era sencilla, cambiar la carne habitual de un cocido por otra que además aportara su propio sabor, uniendo a esto el hecho que además esta pieza tiene cartilagos que le dan cierta untuosidad. Esto mismo motiva que otras grasas sean innecesarias (en este guiso) sin que desmerezca el sabor.
Lo único a tener (muy) en cuenta es el tiempo de cocción del rabo, superior por ejemplo al del morcillo. Por lo demás las características no difieren de otros pucheros.
Habremos tenido en remojo los garbanzos desde la noche anterior. Ponemos una olla al fuego con agua y en ella incorporamos los trozos de rabo (cortados por la unión entre vertebras), un hueso de rodilla de ternera y un trozo de jamón serrano. Dejaremos cocer mínimo 90 minutos. Es necesario para que la carne adquiera melosidad. En el transcuro iremos limpiando de espuma.
Añadimos los garbanzos, la zanahoria y el chorizo en rodajas  y continuamos cociendo lentamente 1 hora más, probamos de sal. Aprovechamos el tiempo y en una cazuela a parte ponemos a hervir las acelgas limpiadas y cortadas y cuando éstas esten listas las añadimos al puchero junto a un puñado de fideos gruesos.
Esperamos a que los fideos esten a punto y ya podemos servir.
Ingredientes (6 personas):

  • 1 rabo de ternera

  • 1 hueso de rodilla (rotula) de vaca

  • 1 trozo de jamón (unos 200 g)

  • 1 chorizo

  • 500 g de acelgas

  • 2 zanahorias

  • fideos nº 4 (un puñado por persona)
05 septiembre 2009 0 comentarios

Cocido "Miss Venezuela"

Dos han sido las razones para "bautizar" así a este puchero, la primera por que esta "muy bueno" y la segunda y tal vez más importante, por que la base es un plato típico del centro de Venezuela: El Hervido de Res.
Lo principal a tener en cuenta, respecto a su sabor, es que resulta diferente para los paladares ibéricos, no así seguro, para los canarios (puchero canario) o para los franceses (pot a feu) e incluso para a los habitantes de alguna zona andaluza. Por ello y para dotarla de cierta internacionalidad me he atrevido a complementarla de una manera más ¿común? y de paso ofrecerle la receta al presidente venezolano para que la próxima visita de Moratinos resulte mucho más agradable, por que sin duda es un cocido que fusiona de manera "gustosa" diferentes y a la vez comunes apetencias gastronómicas.
Nos dejamos de política y vamos a lo que vamos. Ponemos una buena olla con agua a calentar y donde pondremos las carnes y hueso, subira la espuma y limpiaremos. Añadimos los garbanzos (puesto en remojo, no lo olvidéis) y la yuca, el platano macho, el puerro y el calabacín. Dejaremos cocer lentamente 1 hora.
Pasado este tiempo es hora de añadir el boniato y la zanahoria, pelados y cortados en trozos grandes y la mazorca de maíz cortada a la mitad junto a unas hebras de azafrán. Media hora más.


Ya llegamos al final. Incorporamos la calabaza y el cilantro en rama, dejamos que hierva unos 30 minutos, y mientras sacamos un poco de caldo para preparar la sopa, que en este caso va a ser de arroz. Volcamos el caldo en un cazo donde lo llevarémos a ebullición, añadimos un puñado de arroz por persona y removemos. Añadimos el ajo y el perejíl picados y dejamos hacer.


Y ya está listo para degustar. Serviremos primero la sopa y a continuación (o al mismo tiempo) ponemos los garbanzos junto a la verdura en una fuente y en otra las carnes. A los garbanzos y verduras las puse un chorretón de aceite de oliva y un poquito de vinagre. Y amigos venezolanos y de otros lugares, ya podéis disfrutar del auténtico "cocido venepañol". Que lo disfrutéis.



Y vamos con los ingrediente necesarios (calculo para 4 personas):
  • 200 g de garbanzos
  • 1 brazuelo o codillo sin piel fresco de cerdo
  • 200 g de jamón en trozo
  • 300 g de carne de ternera, vaca (res)
  • 1 hueso de pata de ternera (rodilla o hueso de tuétano)
  • 1 yuca
  • 1 ñamé (yo no lo he encontrado así que puse un boniato)
  • 2 mazorcas de maís dulce (se vende envasado)
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 puerro
  • 200 g de calabaza
  • 1 plátano macho
  • 2 zanahorias
  • Unas ramas de cilantro (culantro)
  • Azafrán
  • 2 dientes de ajo
  • Perejíl
  • Aceite de oliva
  • Vinagre

01 septiembre 2009 5 comentarios

Cocido manchego


En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero...
Asi comienza El Ingenioso Hidalgo y no creo que hubiera mejor comienzo para hablar del cocido manchego. La receta que proponemos es típica de La Mancha y es, con toda certeza, tal como la preparaba el ama de don Quijote.
En una olla grande, una vez puesta al fuego, se echa un buen trozo de carne de rodilla de vaca, de la que llaman morcillo, otro trozo de cordero mayor, gallina vieja, tocino entreverado fresco, tocino rancio, morcilla (que si es fresca mejor añadirla hacia el final para evitar que se deshaga) y chorizo del año, recio y duro; después se añaden unos garbanzos que antes se han pasado toda una noche en remojo, un pimiento verde y otro rojo, un tomate maduro y media cebolla, todo ello cubierto de agua.
Mientras se hace el cocido, se prepara un relleno de la siguiente manera: en un plato sopero se pone carne picada a la que se le agrega una yema de huevo, perejil y un diente de ajo finamente picado, con un añadido de miga de pan desleída en leche; revuelto todo ello, se forma bolas que se pasarán por harina y se freirán en la sartén. Media hora antes de terminar la cocción, se agregan las bolas a la olla.
También se pueden cocer unas patatas con caldo de la olla, colándolo antes de echarlo sobre las patatas. Breves instantes antes de servir el cocido, se cuecen fideos en el caldo sacado de la olla. En algunos pueblos de La Mancha a la sopa se la denomina "sopa blanca o cana", porque se hace cociendo en el caldo unas rebanadas de pan blanco, un diente de ajo picado en pequeños cuadraditos y unas hojas de perejil.
Ya está el cocido manchego completo. A veces se toma todo junto, pero lo normal es tomarlo de acuerdo con los tres vuelcos: primero la sopa; luego los garbanzos, las patatas y los rellenos, aliñados con aceite y vinagre o con salsa de tomate; y, por último, la vaca, el tocino, la gallina, el chorizo y la morcilla.
La salsa de tomate se elabora de la siguiente manera: en un poco de caldo del cocido se cuece un tomate muy maduro, pelado y sin las pepitas, se añaden unos garbanzos aplastados, medio diente muy picado de ajo, unos granos de cominos, una hebras de azafrán y una pizca de guindilla. Todo bien mezclado y cocido, se machaca y tritura.
 
 
En cuanto a los ingredientes, los detallamos a continuación, más como recordatorio ya que la receta explicóse suficientemente bien. Pensemos que serán cuatro los comensales:
 
  • 200 g de garbanzos
  • 250 g de morcillo de ternera o vaca
  • 250 g de cordero (jarrete, pescuezo, paletilla, pierna o incluso costillar)
  • 1/4 de gallina
  • Tocino fresco entreverado
  • Tocino rancio (o manteca rancia "unto" o incluso hueso de jamón)
  • 1 chorizo
  • 1 morcilla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento maduro
  • 1 tomate maduro (dos si pretendéis hacer la salsa)
  • Media cebolla
  • Patatas 
 Relleno:
  • Carne picada
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • miga de pan
  • leche
  • harina
  • 1 huevo
  • Aceite
31 agosto 2009 0 comentarios

Cocido Cicer con pelotas de ayer

Titulo y nombre que he querido dar a este fenomenal cocido y en honor a la persona que siempre llavaba un garbanzo con él, "Cicerón".

Normalmente no suelo utilizar tantos ingredientes, pero en esta ocasión se apuntarón más personas y hubo necesidad de sorprenderlas. En cuanto a la preparación varía poco respecto a otros cocidos: Grabanzos en remojo mínimo 12 horas (yo en esta ocasión he utilizado garbanzo de Fuentesauco y ha sido un acierto). Calentamos agua y vamos poniéndo dentro todos los huesos y carnes (excepto el chorizo), espumaremos bien e incorporamos los garbanzos escurridos y aclarados. En este momento pondremos el bouquet garni que he confeccionado con una rama de apio y un ramillete de perejil. También añadimos un calabacín entero, las "pelotas de ayer" y el chorizo y dejamos cocer lentamente 2 horas y media.



Mientras limpiamos de hebras las acelgas, troceamos y lavamos. Calentamos agua en una cacerola con un poco de sal y cocemos las acelgas en ella.



Retiramos el bouquet y el calabacín y añadimos la zanahoria pelada y cortada en trozos y unas hebras de azafrán, cocemos media hora más (ya van 3). Por último escurrimos las acelgas y junto a las patatas peladas y cortadas en trozos grandes a la olla. Esperamos a que la patata este tierna y ha preparar la sopa, la fuente de garbanzos con las verduras y el vuelco de las carnes. Señores y señoras, un lujo de cocido.



Y vamos con la lista de ingredientes (6 personas):

  • 400 g de garbanzos del tipo Fuentesauco
  • 300 g de morcillo de ternera
  • 250 g de falda de ternera (también lo llaman churrasco)
  • 1 muslo de pavo
  • 2 huesos de jamón
  • 150 g de tocino ibérico salado
  • 2 huesos de espinazo salado
  • 1 pescuezo (cuello) de cordero, también puede valer un jarrete.
  • 150 g de tocino fresco
  • 1 chorizo
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 300 g de acelgas (pencas)
  • Patatas
  • 1 rama de apio
  • 1 ramillete de perejil
  • Azafrán
  • Sal

30 agosto 2009 0 comentarios

Pelota de ayer

Una nueva forma de crear un relleno para el cocido y donde el nombre viene dado por que estas pelotas o relleno las preparo el día antes. La razón es que después de preparadas las congelo y las voy usando según las necesito, ademas de esta manera no se deshacen durante la cocción.


Aportan un sabor especial y están igual de buenas con la sopa, con los garbanzos o solas en el último vuelco.
Sin duda os van a gustar y como digo pueden prepararse en la cantidad que creáis e ir usándolas cada vez que preparéis un cocido, un puchero o simplemente un caldo o consomé.

La prepración además no conlleva ninguna dificultad, solo es tener preparados los ingredientes ya picados y preparar unas pelotas un poco más pequeñas que una pelota de tenis.
Batimos los huevos y en el mismo bol añadimos sal y todos los ingredientes picados, mezclamos y vamos añadiendo pan rallado hasta que las textura se convierta en una masa. Después vamós haciendo la pelotas y congelamos.

ç
Los ingredientes, totalmente al alcance, van a ir en función de la cantidad que queráis preparar:
Para prepara estas cuatro, y a la vista está, he utilizado:


  • 2 huevos

  • 100 g de carne picada de ternera

  • 100 g. de tocino blanco alto (ibérico)

  • 1/2 chorizo fresco

  • 2 dientes de ajo

  • Perejil picado

  • Azafrán

  • Pan rallado
28 agosto 2009 0 comentarios

Garbanzos hortelana

Otro puchero especialmente dedicado a los vegetarianos. No interviene en la confección del mismo ningún ingrediente que no sea de origen vegetal. Y la vista esta que resulta especialmente suculento.


La noche anterior, ponemos los garbanzos a remojar en agua caliente con un poco de sal. Colocamos una cacerola con agua y a fuego vivo llevamos a ebullición. Escurrimos los garbanzos y los ponemos a cocer a fuego medio, tapamos y dejamos cocer hasta que estén blandos.
Quitamos las hebras al apio y la parte más verde del puerro y cortamos en rodajas gruesas. Lavamos las acelgas y troceamos, también pelamos las zanahorias y cortamos en rodajas. Y por último pelamos la patata y troceamos. Añadimos estas verduras a los garbanzos, tapamos y dejamos cocer unos 15 minutos.

 
En una sartén, hacemos un sofrito con tres cucharadas de aceite, los ajos pelados y laminados, la cebolla picada fina, el pimiento troceado, hasta que esté todo bien dorado. Retiramos del fuego y añadimos una cucharadita de pimentón y removemos todo. Agregamos este sofrito sobre los garbanzos con verdura, y dejamos cocer 10/15 minutos. Probamos de sal, rectificamos si es necesario y servimos caliente.
 
 
 
Ingredientes: 4 personas:
  • 300 g de garbanzos
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 2 zanahorias
  • 300 g de espinacas
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde (tipo italiano)
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal
0 comentarios

Encebollado de garbanzos


Nos adentramos en Castilla-La Mancha y más concretamente a Albacete, donde encontramos un puchero típico.
Tal vez el nombre pueda llevar a confusión y pensar que se trata de un plato de cebolla con algunos garbanzos y realmente no es así, se trata de otra fórmula mágica de preparar un cocido.
Salvo que utilices garbanzos envasados, para esta receta como siempre será necesario haber tenido en remojo los garbanzos desde la noche anterior. Al día siguiente pondremos una cacerola con agua en donde añadiremos los huesos y el tocino y llevaremos a ebullición, espumando hasta que quede límpio. Agregamos los garbanzos, el tomate y una cebolla pelada y entera. Dejaremos cocer lentamente unas dos horas, comprobamos de sal y que los garbanzos están tiernos, los retiramos y reservamos.
En una sartén con aceite de oliva preparamos un sofrito con cebolla picadita, 2 dientes de ajo también picados, perejíl y un poco de pimienta molida. Cuando adquieran color, retiramos del fuego y añadimos una cucharadita de pimentón dulce, rehogamos un poco e inmediatamente incorporamos los garbanzos que habíamos apartado y freimos todo junto unos 15 minutos.
Servimos la sopa hecha con el caldo de la olla y de segundo vuelco los garbanzos.

Ingredientes, 4 personas:
  • 200 g de garbanzos
  • 2 huesos de caña
  • 2 huesos de jamón
  • 150 g de tocino ibérico salado
  • 1 tomate
  • 1 cebolla y media
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • Pimentón dulce

0 comentarios

Garbanzos con patata

No he podido evitarlo, según me topaba con ella lo primero ha sido pensar en lo buenos que tienen que estar estos garbanzos, un guiso que ralla la simplicidad máxima.
Esta receta la traigo desde el blog http://www.crusan.blogspot.com/ y lo único que modifico es la fórmula de cocción, pero solo por que prefiero realizar los cocidos de manera lenta. En cualquier caso podéis ver la receta original en el enlace.


Preparación:
La noche anterior ponemos a remojo en agua caliente con sal los garbanzos.  Ya al día siguiente ponemos una olla con agua y llevamos a ebullición, un poco de sal y añadimos los garbanzos. Bajamos el fuego y dejamos hacer, aproximadamente 1 hora. En el vaso de la batidora ponemos el pimiento, la cebolla y el tomate (todo pelado y troceado), añadimos caldo de cocer los garbanzos y trituramos bien con la batidora. Echamos esto en la olla  junto con una cucharadita de pimentón y dejamos 10 minutos cociendo. A continuación las patatas y esperamos que se hagan. Si vemos que necesita más agua (el agua debe cubrir de sobra los garbanzos, 2 ó 3 dedos por encima), añadimos agua muy caliente. Rectificamos de sal y listo para disfrutar.
Ingredientes (4 personas):
  • 300 g de garbanzos
  • 4 patatas medianas
  • 1 pimiento italiano
  • 1 cebolla grande
  • 1 tomate maduro (más bien tirando a grande)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal
0 comentarios

Arroz al horno (popular)


Ya hemos visto en la anterior receta de arroz al horno como aprovechar las sobras del cocido y en este caso vamos a ver la receta más extendida (no todo el mundo come cocido y a algunos ni les sobra). La preparación va a ser la siguiente:
Encendemos el horno (180º/200º) para que tome la temperatura idónea.
También vamos calentando el caldo de ave o del cocido que tengamos. Cuando lo echemos al arroz tendrá que estar hirviendo.
Cacerola de barro al fuego y un chorro de aceite hasta que se caliente. Doramos la cabeza de ajos y apartamos. A continuación las patatas y reservamos. En el mismo aceite freimos ahora la panceta y las costillas que también retiraremos. Ahora le toca el turno al tomate rallado el cual sofreimos unos minutos, añadimos el pimentón y tras rehogarlo un minuto más incorporamos el arroz y el azafrán, removemos un poco, extendemos uniformemente y colocamos encima los garbanzos, las costillas y panceta, las morcillas (pinchadas para que no se revientes) las patatas, la cabeza de ajo al centro y unas rodajas de tomate. Añadimos ahora el caldo (un poco menos del doble del volumen de arroz, ejemplo: 4 tazas de arroz, 7 tazas de caldo) e introducimos la cazuela en el horno donde permanecerá unos 30/40 minutos, aunque lo mejor es no perderlo de vista y retirarlo cuando veamos que se ha quedado sin caldo.
Mantener en reposo unos minutos y listo para disfrutar.


Y vamos con los ingredientes:
  • Arroz (preferible el redondo)
  • Costillas de cerdo troceadas
  • Panceta
  • Morcillas
  • Caldo
  • 1 cabeza de ajos
  • Tomates maduros (para rallar y para las rodajas)
  • Pimentón dulce
  • Azafrán
  • Sal (no olvideis que el caldo ya lo tendrá)
  • Garbanzos cocidos
  • Patatas
27 agosto 2009 0 comentarios

Arroz al horno (reciclado)


Antiguamente las casas particulares no solían disponer de horno por lo que las amas de casa debían acarrear los calderos con los ingredientes hasta el horno público. Y este trajín tuvo como consecuencia la denominación que entonces se le daba al plato "arros passejat" (arroz paseado). También cuentan, y es una versión que a mi me parece la más acertada, que era un arroz que se elaboraba aprovechando el sobrante de un cocido y creo que no se puede aprovechar mejor.
Y esta es la variante que vamos a publicar en esta entrada. Vamos a provechar lo que nos sobró del cocido anterior (garbanzos, carnes y caldo) y con poco más nos pondremos a prepararlo.
En una cazuela de barro, calentamos aceite y freimos la cabeza de ajo entera, retiramos. Añadimos las patatas en rodajas gruesas y doramos, retiramos igualmente. Damos una vuelta a las carnes del cocido y retiramos también.
En el mismo aceite incorporamos el arroz y los garbanzos que rehogamos levemente y volvemos a poner en la cazuela las carnes y las patatas. Al centro colocamos la cabeza de ajos y ponemos también unas rodajas de tomate y las morcillas, junto con el azafrán. Vertemos el caldo del cocido (que tendremos hirviendo) y metemos en el horno (ya precalentado) a 180/200 grados durante 40 minutos.
Una vez cocinado, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos.
Ingredientes (4 personas):
  • 1,5 litros de caldo del cocido
  • 500 g de arroz
  • 2 tomates maduros
  • 3 patatas
  • 1 cabeza de ajos
  • 4 morcillas (que no sean de arroz)
  • carnes del cocido
  • Garbanzos del cocido (unos 250/300 g)
  • Azafrán
  • Sal
  • Aceite
0 comentarios

Empedrado de garbanzos con costillas

Lo habitual es encontrarse recetas de empedrado refiriéndose a las ensaladas típicas catalanas basadas en el garbanzo o en lo que se refiere a platos calientes a las alubias, pero no todo en esta vida se rige por los mismos principios y este es el caso. Os presento un puchero contundente que alimenta el alma y calienta el espiritu.
La preparación es bastante sencilla. Una cacerola con agua al fuego y dentro ponemos las costillas, el jamón, la panceta salada y el apio. Llevamos a ebullición, espumamos y añadimos los garbanzos, previamente remojados 12 horas, y la zanahoria en ruedas gruesas. Cortamos el chorizo en 4 trozos y también lo incorporamos. Dejamos cocer 1 hora.
Añadimos el repollo y media hora más. Cuándo comprobemos que el repollo casi está, añadiremos el arroz y lo distribuimos un poco entre el guiso. También pondremos la morcilla. Comprobamos como esta de sal (con la panceta habrá sido suficiente aportación) y cuando el arroz este al "dente", apagamos y retiramos del fuego, dejándo reposar unos minutos. Y a comer!
Y ahora vamos con los ingredientes (yo lo he preparado para dos personas):

  • 200 g de garbanzos

  • 250 g de costillas de cerdo troceadas

  • 100 g de panceta/tocino salado

  • 150 g de jamón serrano

  • 1 chorizo1 morcilla

  • 1 zanahoria

  • 1 rama de apio

  • 200 g de repollo (en dos trozos)

26 agosto 2009 1 comentarios

Mondongo con garbanzos (Perú)


No es extraño encontrar al otro lado del charco recetas típicas con influencias hispanas, y los callos (o mondongo como se denominan allá) no iban a ser diferentes. Este es el caso de la receta que nos ocupa, y que salvo rectificación que me hagais, viene de Perú.
Para empezar limpiaremos cuidadosamente el mondongo y lo cortaremos en daditos. Ponemos a cocer el mondongo y los garbanzos (los tenemos que poner a remojo el día antes para que se pongan blandos).
Una vez cocidos le añadiremos las patatas y volveremos a poner al fuego. En una sartén sofreir el diente de ajo y la cebolla. Añadiremos entonces el tomate frito, jamón, chorizo y pimentón y le daremos unas cuantas vueltas más en la sartén.
Incorporar el sofrito en la cacerola con el mondongo y los garbanzos. Sazonar al gusto de sal y pimienta y volver a cocer hasta que alcance el punto de espesor deseado en el caldo.
Ingredientes:


  • 200 gramos de garbanzos
  • medio kilo de mondongo de ternera
  • 50 gramos de jamón
  • 50 gramos de chorizo
  • 100 gramos de tomate frito
  • 2 patatas
  • 2 cebollas
  • Aceite de Oliva
  • 1 diente de ajohierbabuena
  • Pimienta, pimentón y sal

2 comentarios

Menudo o callos a la andaluza


Como casi todos los guisos tradicionales encontrar una referencia común es bastante complicado y en el caso de los callos a la andaluza no será diferente (supongo). Y buscando, he decidido presentaros esta receta que me ha parecido la más "auténtica". La he extraido de la web "La mesa de oro andaluza" y así se hace:
Primero se hierve el menudo junto con las manitas de cerdo, los garbanzos, los chorizos y la morcilla. Se prepara el refrito con el resto de los infredientes, troceado por el orden siguiente: el aceite, los ajos, la cebolla, los pimientos, el tomate, las guindillas, el laurel, el pimentón, la sal, la pimienta negra, el vino blanco y el manojo de hierbabuena picada.
A continuación, una vez hecho el refrito, agregarlo al menudo que está cociendo y terminar de salpimentar. Vigilar que todo está bien cocido y, como es sabido, antes de servir dejar reposar.
 
Ingredientes (por la cantidades creo que debe ser para 4/6 personas):

  • 300 grs. de garbanzos
  • ½ Kg. de menudo de ternera (callos, morro)
  • 750 grs. de menudo de cerdo (patas)
  • 1 morcilla
  • 5 chorizos
  • 1 cebolla grande
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cabeza de ajo
  • guindillas callena
  • 4 tomates rojos
  • ½ litro de vino blanco
  • 2 hojas de laurel 
  • 1 manojo de hierbabuena
  • sal y pimienta negra
  • 2 cucharas de café de pimentón dulce o picante
  • Aceite de oliva
0 comentarios

Puchero de garbanzos con pollo

Os presento otra receta sencilla para preparar un pucherito muy "apañao". Podéis presentarlo como un puchero (todo junto) o como un cocido de dos vuelcos, preparando una sopa.
Como biene siendo habitual (y el que no lo haga estará perdido) pondremos a remojar los garbanzos la noche anterior.
Ponemos a calentar una olla con agua y cuando comience a hervir añadimos a la misma los garbanzos escurridos y el chorizo, bajamos el fuego y lo mantenemos durante unos 30 minutos. Incorporamos el pollo y la zanahoria y media hora más.
Por último agragamos el calabacín y la patata troceada, rectificamos de sal y esperamos a que la patata esté tierna. Después, lo dicho, sacas caldo y preparas una sopa y a continuación los garbanzos con las verduras y carnes o directamente sirves en plato hondo, al gusto.
Ingredientes para 4 personas:
  • 300 g de garbanzos
  • 2 chorizos frescos
  • 4 contramuslos de pollo troceados a la mitad
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas medianas
  • Sal
0 comentarios

Arroz caldoso con pollo y garbanzos

Maravillosa la sencillez y estupendo el resultado. ¿Se puede pedir más? Una receta que además no complica en absoluto en su preparación y que permite, si lo quieres, un montón de variaciones, añadiendo costillas de cerdo o morcilla o chorizo o panceta o...

Poner a cocer en una olla los garbanzos 30 minutos, mientras en una sarten sofreir el pollo y añadirselo a la olla . Sofreir las judias verdes con el tomate rallado y volcar sobre la olla con el aceite del sofrito. Añadir azafran, sal y dejar cocinar durante 1 hora. Añadir el arroz (1 vasito pequeño por persona) y cocinar 20 minutos más, hasta que el arroz este en su punto y después servir en plato hondo.
Ingredientes (4 personas)

  • 1/2 pollo troceado
  • 1/2 tomate maduro
  • 2 puñados de garbanzos remojados
  • 10 judias verdes anchas
  • azafran
  • sal
  • arroz


21 agosto 2009 0 comentarios

Guiso de trigo

Supongo que en ciertas zonas cocinar con trigo suele ser habitual pero en el centro de la Península núnca me había topado con uno de ellos. En este caso y por la procedencia del blog: Aguilas, entiendo que en la zona de Murcia es posible disfrutar de esta otra maravilla de guiso de garbanzos.




Noche anterior: Poner los garbanzos en remojo y limpiar el trigo frotándolo entre las manos y soplando para quitarle la pelusa, ponerlo en remojo al menos 12 horas.
Ponemos el trigo en una olla con agua fría y sal y cocemos durante una hora y cuarto. Cuando este cocido, tiramos el agua caliente y lo ponemos en una bolsa de plastico y envolvemos en unos paños para que se mantenga caliente.
En otra olla calentamos agua y ponemos dentro la pata y el hueso. Cuando empiece a hervir añadimos los garbanzos y espumamos.
A media cocción añadimos los huesos de espinazo y el trigo y cuando este todo cocido se añade las patatas y un poco de colorante (que yo sustituiría por azafrán). Y faltando unos 5 minutos agregamos las morcillas.
Ingredientes 6 personas:
  • 500 g de trigo
  • 250 kg de garbanzos
  • 4 patatas medianas
  • 6 huesos de espinazo
  • 6 morcillas
  • 1 hueso rancio (supongo que se referirá a hueso de
    jamón)
  • 1 pata de cerdo en cuatro trozos
  • colorante (o azafrán)
  • sal

0 comentarios

Guiso de bacalao y garbanzos


Comida muy popular a lo largo y ancho de España en periodos de Vigilia, el potaje es otra de esas recetas que forman parte de nuestra cultura. No son pocas las diversas maneras de prepararlo, aunque en todas ellas se cumple una máxima: bacalao salado, garbanzos y verdura; a partir de ahí comienza la diversidad.




En este caso se trata de un guiso más típico de la zona levantina. Pondremos en remojo los garbanzos la noche anterior y el bacalao al menos 24 horas cambiando el agua cada cierto tiempo.
En una olla con agua pondremos hervir los garbanzos y el bacalao. Mientras aprovechamos para ir preparando los siguientes pasos. Aprovechamos y ponemos los huevos a cocer.
Calentamos aceite en una sartén o cazuela dónde añadiremos, por este orden: las almendras, removemos y ponemos los dientes de ajo enteros, seguimos rehogando e incorporamos la cebolla picada y cuando este casi todo a punto, el perejil picado. Sacamos la fritada y reservamos.
En agua hirviendo pondremos las acelgas a cocer unos 20/30 minutos o hasta que desaparezca el olor característico.
Cuando estén los garbanzos casi hechos, majaremos el sofrito que teníamos preparado, diluimos con un poco de caldo y lo incorporamos a la olla junto con las acelgas escurridas y las patatas. Comprobamos de sal y dejamos que termine de hacerse. Servimos y picamos el huevo cocido sobre el potaje.
Ingredientes 4 personas:
  • 1 cola de bacalao salado
  • 250 g de garbanzos
  • 2 huevos
  • 300 g de acelgas
  • 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 2/3 dientes de ajo
  • Almendras crudas (cuidado que no sean de las que
    amargan)
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal (solo la necesaria)

20 agosto 2009 0 comentarios

Cous-Cous de cordero



Una de las primeras referencias al cuscús procede de un escrito anónimo del siglo XIII sobre cocina, Libro de la cocina en el Mágreb y Al-Ándalus, en el que se menciona una receta para preparar el cuscús. El cuscús fue un plato muy apreciado en Al-Ándalus y entre la población morisca durante los siglos posteriores, como lo muestra el hecho de que en castellano antiguo exista una denominación para este plato: alcuzcuz. En el Quijote se menciona indirectamente, cuando, en el capítulo 9 de la Primera parte, el narrador contrata a un morisco para traducir del árabe unos manuscritos sobre don Quijote a cambio de «dos arrobas de pasas y dos fanegas de trigo».Francisco Rico, en su edición de la novela, comenta a propósito de este pasaje: «Con las pasas y la sémola del trigo se preparaba el alcuzcuz, plato muy apreciado por los moros».




El cuscús se trata tradicionalmente de la parte dura del trigo molida de tal forma que no se ha llegado a convertir en harina y es sin duda la guarnición que no puede faltar en las mesas de Marruecos, Túnez, Argelia, Líbia o Egipto.
La preparación puede parecernos laboriosa pero el resultado final es sumamente apetecible. Comenzaremos por poner una olla al fuego con aceite donde rehogaremos los trozos de cordero junto a la cebolla picada, el tomate pelado y picado y se sazona con el azafrán, la pimienta negra y sal. Añadimos agua y cocemos hasta que se ablande la carne.
En otro recipiente pondremos a cocer los garbanzos (en remojo desde la noche anterior). Una vez cocidos los mantenemos en su agua.
En una olla para cocer al vapor, ponemos en la parte de abajo la carne con todo su jugo la ramita de cilantro y además, el repollo en un trozo, los nabos y las zanahorias pelados y enteros. Cubrimos con agua y lo ponemos a cocer.

Disponemos del cous cous e una bandeja lo mojamos con agua durante 10 minutos, lo escurrimos y lo pasamos a la parte superior de la olla para cocer al vapor y empezamos su cocción. Pasados 15 minutos volcamos el cous cous en una bandeja grande y lo aireamos primero moviéndolo suavemente con una espátula porque estará muy caliente, le incorporamos un poco de leche y un poco demantequilla, y terminamos de moverlo con las palmas de las manos teniendo cuidado de no quemarnos.


Volvemos a depositar el cous cous en la olla para cocer al vapor y continuamos su cocción.Pasados 10 minutos volvemos a repetir la operación y volvemos a continuar su cocción.
Rectificamos de sal. Pasados 10 minutos volvemos a repetir la misma operación y ésta vez incorporamos al caldo la calabaza entera sin su cáscara y los calabacines limpios y enteros y retiramos la ramita de cilandro.


Dejamos que siga la cocción por otros 10 o 15 minutos y volvemos a airear el cous cous, añadimos los garbanzos ya cocidos con su agua, la que pida el caldo. Aireamos por última vez el cous cous y en este momento retiramos un poco de caldo para hacer la salsa picante.


Salsa picante: Ponemos a cocer el caldo que hemos retirado del cous cous con las guindillas picantes para que quede una salsa muy picante.Miéntras hemos dispuesto el cous cous en una bandeja grande, lo bañaremos un poco con el caldo y procederemos a formar una corona, en el centro dispondremos primero la carne, después los garbanzos y por último la verdura. Lo servimos acompañado por un cuenco con la salsa picante y otro en donde habrémos puesto caldo del cous cous, todo bien caliente.

Ingredientes (6 personas):

  • 20 ccs de aceite
  • azafrán
  • 2 calabacines
  • 200 gramos de calabaza
  • 1 cebolla
  • 50 gramos de cilantro fresco
  • 450 gramos de cous cous
  • 200 gramos de garbanzos
  • 8 guindillas pincantes o de cayena
  • 200 ccs de leche
  • 150 gramos de mantequilla
  • 2 nabos
  • 1 kilo de pierna o paletilla de cordero partida en
    trozos
  • 5 gramos de pimienta negra
  • 150 gramos de repollo
  • 2 tomates maduros
  • 2 zanahorias

1 comentarios

Hummus Bi Tahini (Jordania)




En nuestro viaje por Oriente Medio, recalamos en Jordania y presentamos la que tal vez sea la receta más conocida de la cocina jordana, el hummus bi Tahini.



Como suele ser habitual, tendremos los garbanzos en remojo desde la vispera. Escurrimos y lavamos y los ponemos a cocer hasta que estén blandos. Guardaremos una taza del caldo de cocción.




Molemos bien el Tahini (semillas de sésamo), el zumo de limón y el ajo picado en la batidora. Añadimos el caldo guardado de la cocción y después los garbanzos (guardamos unos pocos como guarnición), seguimos mezclando, corregimos de sal y pimienta y dejamos reposar un par de horas a temperatura ambiente.
Ingredientes:
  • 200 g de garbanzos
  • 1 cucharada sopera de Tahini
  • 1/2 limón
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta

2 comentarios

Hummus Libanés


Una de las recetas más populares de oriente medio y que no es otra cosa que un puré de garbanzos, aromatizantes y especias.
Al diferencia del Falafel cuya receta esta más unificada el humus si puede variar en función de la zona. En este caso tomamos el más común en Libano.
Pondremos a remojar los garbanzos la noche anterior. En una olla los cocemos en agua sin sal con los clavos y el tomillo. Escurrirmos y trituramos junto con el ajo, la crema de leche, el zumo de limón, sal y suficiente aceite para conseguir un puré untuoso.
Decoramos con aceitunas negras y hojas de menta fresca o espolvoreado de pimentón (dulce o picante). Servir frío o tibio con pan tostado o ácimo.
Ingredientes:
  • 150g de garbanzos
  • 3 clavos de especia
  • Un poco de tomillo
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de crema de leche
  • 1/2 limón
  • Aceitunas negras
  • Hojas de menta fresca o pimentón

0 comentarios

Falafel



Vamos a mirar hacia otras zonas del mundo para buscar otras formas de cocinar el garbanzo, y que mejor que empezar esta andadura con el Falafel, plato típico sobre todo en Oriente Medio y que con otras variantes en cuanto a la legumbre empleada también es consumido en India o Turquía.

En esta ocasión nos centramos en la variante más común que es la que se realiza a base de garbanzos y sobre cuya receta existen disputas sobre la autoría (Libano, Jordania, Israel...).

La preparación es bastante sencilla y el resultado excelente. Se trata de preparar una especie de albóndigas que freirémos en abundante aceite.

Lo primero es tener en cuenta que el garbanzo no debe ser cocido, si no solamente remojado desde la noche anterior.

En el vaso de la batidora molemos juntos los garbanzos, cebolla, ajo y resto de ingredientes, excepto el aceite. Lo ponemos a refrigerar mínimo una hora.
Calentar el aceite en una sartén bien honda o en una freidora y hacemos las bolas que iremos friendo en grupos de 4 o 5 y dando la vuelta para que se doren bien por todos lados. Las vamos sacando y poniéndolas sobre papel absorvente para que escurra bien el aceite.

Se sirven acompañadas de salsa de yogur o salsa tahin (sésamo) o ambas y/o ensalada.

Ingredientes:

  • 300 g de garbanzos remojados
  • 1 cebolla mediana picadita
  • 2 dientes de ajo también picados
  • 1 cucharada de harina (mejor si es harina de
    garbanzos)
  • 1 cucharada de perejíl bien picado
  • 1 cucharada de cilantro picadito
  • 1 cucharadita de las de café (c.c.), de comino
    molido
  • 1/2 c.c. de polvos de hornear (lavadura Royal)
  • 1 c.c. de semillas de cilantro molidas
  • Aceite de oliva para freir

16 agosto 2009 0 comentarios

Hervido chileno (hecho en Madrid)

Navegando por los blogs culinarios, me encontré un plato que ya desde el principio llamó mi atención poderosamente. Se trataba de un post de CocinArte Chile dónde comentaba las andanzas por el campo nortino y hablaba, y a la vista está, que de manera convincente de los hervidos o lo que es lo mismo de sopas. Dice, en la entrada, que es la manera habitual de comenzar el almuerzo, cosa que suscribo.
Y tanto me llamó la atención que no me quedo otra que preparar uno en particular (cuya imagen original podéis ver más abajo), solo que (disculpas a los puristas) lo españolicé, y que por otra parte tampoco es tan malo ¿no?
El caso es que lo preparé de la siguiente manera: En una cazuela puse falda de ternera (también llamado churrasco) un hueso de caña (con tuétano o médula), una cebolla y deje que llegará a
ebullición. Momento que aproveche para límpiar lo que en la superfície se va formando.
Cuando estuvo bien límpio añadí los garbanzos (que remoje 12 horas), sal y pimienta y deje cocer lentamente 1 hora y media.
Pasado este tiempo, (previa comprobación que los garbanzos estaban cocidos) agregué unos hojas de acelga y azafrán en rama (hebras) y espere como unos 10 minutos. A continuación la patata y la calabaza, y a esperar. El resultado más que satisfactorio, una sopa energética, sabrosa y muy agradable al paladar.

Ingredientes (2 personas):

  • 100 g de garbanzos

  • 200 g de falda de ternera

  • 1 hueso de caña de vaca

  • 2 patatas

  • 1 trozo de calabaza (zapallo en Chile)

  • Unas hojas de acelga

  • Azafrán

  • Sal


  • Pimienta

 
;