21 abril 2011 1 comentarios

CASCOTE DE HUELVA

Cada vez tengo más claro que el origen de los cocidos hay que buscarlo en Andalucía ¡Vaya diversidad! Nos ponemos en marcha con un puchero típico de Huelva al que yo he añadido de mi cosecha algo de carne para darle aún más consistencia.

Cacerola con agua y a calentar, incorporamos la carne y el hueso, espumamos al máximo y una vez empiece a hervir añadimos los garbanzos. Bajamos el fuego y dejamos cocer. Mientras vamos picando en trozos pequeños las hortalizas que lavaremos previamente: cebolla, pimientos, zanahoria y el tomate sin pepitas.

Lavamos bien las acelgas, separamos las pencas y troceamos. Las hojas, las enrollamos y cortamos en trozos no muy pequeños. Añadimos todo al puchero y dejamos cocher una hora y media.

Vamos a preparar el sofrito: pelamos y picamos el ajo y doramos en una sarten con un poco de aceite de oliva a fuego más bien suave. Cuando esté listo, retirameos la sarten del fuego y añadimos media cucharada sopera de pimentón, lo cocinamos un pelín e incorporamos a la olla. Pelamos y picamos patatas en dados y también "pa dentro". Esperamos a que los garbanzos estén tiernos y a servir en los platos. ¡Una delicia!


Vamos a necesitar para 4 personas:
  • 300 gr de garbanzos. Para esta ocasión yo he utilizado el lechoso.
  • 250 gr de carne de ternera magra
  • 2 huesos o puntas de jamón
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde (tipo italiano)
  • 1 cebolla grande o 3 cebolletas como las de la imagen
  • 500 gr de acelgas
  • 2 zanahorias
  • 1 patata grande
  • 2 dientes de ajo
  • pimentón dulce
  • sal
  • aceite de oliva
0 comentarios

COCIDO SENCILLO

Hoy no nos hemos complicado mucho y como suele suceder con este tipo de guisos el resultado ha sido bastante agradable al paladar.

Hemos puesto en una olla agua a calentar incorporando las carnes y los huesos, hemos procedido a limpiar bien de espuma y al empezar a hervir, incorporamos los garbanzos, puestos en remosjo la noche anterior y la zanahoria pelada y cortada en trozos grandes.

Dejaremos cocer a fuego medio una hora y media. Limpiamos el puerro y lo añadimos entero y esperamos media hora más.

Mientras en una cacerola calentamos agua con un poco de sal y ponemos a blanquear el repollo durante unos 15 minutos, más que nada para suavizar un poco el sabor y que no aporte parte del olor al cocido. Pasado este tiempo escurrimos y lo añadimos al puchero donde nuestros garbanzos retozan. Probamos de sal y rectificamos si es necesario y lo mantenemos 15/20 minutos.

Finalizado, vamos a preparar una sope diferente: Extraemos caldo y lo ponemos a cocer. Al empezar la ebullición añadimos arroz, picamos ajo y perejil y lo añadimos. Esperamos a que el arroz este a punto y servimos.
Despues podemos servir los garbanzos con pimentón dulce espolvoreado y un chorro de aceite de oliva y ya, si quedan ganas atacamos los productos cárnicos.


Ingredientes (3/4 personas):
  • 300 gr de garbanzos
  • 2 pechugas de pollo limpias
  • 300 gr de magro de cerdo
  • 3 huesos o puntas de jamón
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 1/2 repollo
  • Arroz para la sopa
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Pimentón y aceite de oliva para aliño.
 
;