21 abril 2011

COCIDO SENCILLO

Hoy no nos hemos complicado mucho y como suele suceder con este tipo de guisos el resultado ha sido bastante agradable al paladar.

Hemos puesto en una olla agua a calentar incorporando las carnes y los huesos, hemos procedido a limpiar bien de espuma y al empezar a hervir, incorporamos los garbanzos, puestos en remosjo la noche anterior y la zanahoria pelada y cortada en trozos grandes.

Dejaremos cocer a fuego medio una hora y media. Limpiamos el puerro y lo añadimos entero y esperamos media hora más.

Mientras en una cacerola calentamos agua con un poco de sal y ponemos a blanquear el repollo durante unos 15 minutos, más que nada para suavizar un poco el sabor y que no aporte parte del olor al cocido. Pasado este tiempo escurrimos y lo añadimos al puchero donde nuestros garbanzos retozan. Probamos de sal y rectificamos si es necesario y lo mantenemos 15/20 minutos.

Finalizado, vamos a preparar una sope diferente: Extraemos caldo y lo ponemos a cocer. Al empezar la ebullición añadimos arroz, picamos ajo y perejil y lo añadimos. Esperamos a que el arroz este a punto y servimos.
Despues podemos servir los garbanzos con pimentón dulce espolvoreado y un chorro de aceite de oliva y ya, si quedan ganas atacamos los productos cárnicos.


Ingredientes (3/4 personas):
  • 300 gr de garbanzos
  • 2 pechugas de pollo limpias
  • 300 gr de magro de cerdo
  • 3 huesos o puntas de jamón
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 1/2 repollo
  • Arroz para la sopa
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Pimentón y aceite de oliva para aliño.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Que aproveche!! y si tienes algún comentario, variación de la receta, crítica o sugerencia, será agradecida.

 
;